Pagina Principal

Profesionales Salud

Indice alimentos

Indice enfermedades

Indice herbolarios

Casas rurales

Buscar en Vivir Natural

Contacto

Advertencia

Arándanos

Composición 

Agua

84,6 %

Hidratos de carbono

12,0

Grasas

0,2

Proteínas

0,8

Celulosa

2,2

Minerales

0,2

 

Oligoelementos

Potasio

0,077

Sodio

0,010

Calcio

0,030

Magnesio

0,011

Hierro

0;001

Fósforo

0,023

   Frutos de un arbusto de 30 a 50 cm de altura con ramas angulosas que se cubren de pequeñas hojas de un hermoso color verde más bien pálido En mayo aparecen sus flores, muy discretas, de color blanco verdoso rosadas. Las bayas, según las comarcas, maduran entre julio y septiembre Además de los arándanos cuyo fruto es de color azul-negroso (vaccinium myrtillus) hay una variedad de arándanos rojos (vaccinium vitis-idaea) cuyas bayas son gruesas y de color rojo cuando están maduras.

   Ambos arándanos son comestibles y de sabor acidulado, variando su denominación según las comarcas: En castellano, se denominan también aranillas, raspaneras, uvas de bosque; en gallego, uva-do-monte, envaescovinha, mirtilo; en vascuence, abi, berro-mahats, oketa; en catalán nabiu, gerdonera silvestre, raîm de pastor.

Búsqueda personalizada

 

   Esta fruta, que puede comerse cruda o en confitura, tiene notables propiedades medicinales, expuestas ya en el siglo XII por Santa Hildegarda en su Tratado de Medicina, las cuales han sido confirmadas más tarde por la ciencia.

   Los arándanos, pobres en cuanto a proteínas, lípidos y minerales, son, en cambio, ricos en taninos (quimicamente combinados con sustancias colorantes como la mirtilina) que se vuelven activos por la acción de las enzimas intestinales, lo que da lugar a las conocidas virtudes antidiarreícas de esta fruta.

   Los arándanos encierran también ácidos málico, tártrico, citrico, láctico, benzoico, suceínico y quínico, fermentos y vitaminas A, C, H y P. Gracias a su aporte de vitamina A (pro-vitamina), los arándanos mejoran la visión nocturna.

   Las afecciones bucales (aftas) y las faringitis pueden ser cuidadas con gargarismos de jugo de arándanos. Los cataplasmas con este fruto sirven para tratar las hemorroides y el eczema, incluso cuando supura.

   Esta fruta tiene propiedades al mismo tiempo tónicas y antisépticas. Una decocción de arándanos mata el bacilo de la fiebre tifoidea (bacilo de Eberth) en veinticuatro horas. Por esto se reconoce que los arándanos son un antibiótico natural eficaz por lo menos en las infecciones colibacilares. La disentería amibiana, las putrefacciones instestinales y la enteritis son vencidas con una corta cura de arándanos.

   Para llevarla a cabo, lo ideal sería irse a vivir durante una quincena de días en las regiones montañosas donde crece este arbusto, en la época en que sus frutos maduran y comerlos recién cosechados. La cura puede hacerse o bien no comiendo más que arándanos o bien comiéndolos como desayuno y una buena porción de ellos antes de la comida y de la cena. Se puede comer un kilo o más al día, siendo particularmente indicada esta cura para quienes tienen un índice de urea en sangre demasiado elevado.

   Hipercioridia, fragilidad capilar, predisposición a las hemorragias, meno y metrorragias, atero y arterioescierosis, artritis, secuelas del infarto de míocardio, flebitis, úlceras varicosas y hemorroides son otras tantas afecciones que justifican una cura de arándanos.

   Las personas fatigadas, que carecen de apetito, recobrarán su vigor consumiendo esta pequeña fruta de aire humilde y, sin embargo, tan rica para la salud.

   Kneipp recomienda el consumo de arándanos, ya sea frescos, en conserva o secos. Los diabéticos deberian comerlos, si bien en cantidad moderada y recién cosechados, ya que estos frutos poseen una acción hipoglicemiante como la miel. También pueden recomendárselas sus hojas en infusión ya que contienen una sustancia próxima a la insulina. Por otra parte, los arándanos crudos estimulan la secreción de los jugos gástricos y pancreático.

   Los arándanos son un vermífugo de primera calidad, comprobado en casos de oxiuros (pequenos gusanos intestinales de aspecto parecido a ttrocitos de hilo blanco, de un centímetro de largo, aproximadamente) tan difíciles de eliminar. El procedimiento consiste en que durante tres días no se comen más que arándanos, ya sea crudos, cocidos, en mermelada o en confitura. Con este método, totalmente inofensivo, los gusanos son expulsados rápidamente.

   Los arándanos rojos tienen un jugo más ácido que los otros. Se les atribuye acción disolvente sobre los cálculos de la vesícula. Se recomiendan en caso de disentería y diarrea. También son diuréticos y desinfectan las vías urinarias. Algunos autores señalan su feliz acción contra los reumatismos y la alergia, así como un particular poder para activar las glándulas suprarrenales.

Búsqueda personalizada

   Con los arándanos se pueden preparar confituras, jaleas, compotas, jarabe, etc. También se conservan en estado seco para elaboración de decocciones o tisanas.

Indice de Alimentos (A)

Pagina Principal

Profesionales Salud

Indice alimentos

Indice enfermedades

Indice herbolarios

Casas rurales

Buscar en Vivir Natural

Contacto

Advertencia