Pagina Principal

Profesionales Salud

Indice alimentos

Indice enfermedades

Indice herbolarios

Casas rurales

Buscar en Vivir Natural

Contacto

Advertencia

Gérmen de trigo

Aminoácidos del germen de trigo

 
Histidina 0,64 %
Isoleucina 0,97 %
Leucina 1,67 %
Lísina 1,8 %
Metionina 0,46 %
Fenilalanina 1,11 %
Triptófano 0,30 %
Valina 1,41 %
Arginina 2,08 %

 

   Resulta altamente beneficioso, sobre todo al hombre de la ciudad, consumir germen de trigo, rico en vitamina E, ácidos linoleicos, fosfolipidos y otros elementos, todos ellos indispensables para el buen equilibrio del organismo y que éste no puede sintetizar.

El germen de trigo

   Además de albumen y del salvado, hay en el grano de trigo una pequeña particula denominada germen que es un esbozo en miniatura de la futura planta. Su composición es extraordinariamente rica:

   - 40 % de proteínas.

   - 40 % de hidratos de carbono en sus formas más simples, es decir, en azúcares, íntegramente asimilables y de fácil digestión, aun para los estómagos más delicados: niños, ancianos, enfermos, convalecientes. 12 % de grasas de alto contenido en vitamina E, ácidos linoleicos y. fosfolipidos.

   Haciendo un estudio comparativo de los principales alimentos por su. riqueza en proteínas, nos encontramos que el germen de trigo tiene un contenido proteico tres veces superior a la carne y al pescado, cinco veces a los huevos, siete veces al chocolate y quince veces al tocino y a la leche.

   Sin embargo, las técnicas modernas han impuesto la eliminación del germen del trigo pues, al no ser estable, se desecha en la elaboración de la harina, para que ésta sea más blanca y no se estropee, perdiéndose con ello todas las propiedades alimenticias del grano de trigo completo.

Las proteínas

   Las proteínas son cuerpos extraordinariamente complejos, resultantes de la unión de diversos cuerpos más simples: los aminoácidos. Son la base de los tejidos de los seres vivos, siendo, con los hidratos de carbono y las grasas, los tres principios fundamentales de la alimentación humana.

   Su presencia en la alimentación es imprescindible para el normal desarrollo de las diversas funciones del organismo humano desde la edad infantil a la ancianidad. Su carencia determina una serie de trastornos generales más acusados en la infancia y en la edad avanzada, así como en determinados enfermos del aparato digestivo.

   Es frecuente que escaseen en la alimentación, pues los principales alimentos que contienen proteínas son los alimentos caros (carne, pescado, huevos, etc.), ocurriéndose muchas veces en el error de comer demasiado pero descuidando el equilibrio que debe existir entre aquellos tres principios.

   En España el consumo medio de proteínas es generalmente escaso, lo que se traduce en individuos de pequeña estatura en la gran masa de españoles y en carencias subclínicas tales como delgadez, falta de apetito, cansancio crónico, falta de desarrollo muscular, etc.

Vitaminas y minerales

   La vitamina E, actor indispensable a la vida, es un tocoferol. Impide la destrucción en el organismo de la vitamina A. Es necesaria para el funcionamiento de todos los elementos musculares, de las paredes de los vasos sanguíneos, del músculo cardíaco. Representa un principio activo indispensable para las glándulas genitales masculinas y femeninas: es la vitamina de la reproducción, de la fertilidad, de la virilidad...

   La vitamina F,o ácido linoleico, es un cuerpo graso no saturado cuyo papel es múltiple: facilita la asimilación de las grasas alimentarias, actuando a la vez como regulador de la asimilación de azúcares y proteínas, asegurando así un equilibrio armónico en el organismo. Su carencia determina enfermedades de la piel y trastornos del crecimiento.

   Los fosfolipidos y entre ellos la lecitina, previenen contra la acumulación de colesterol en las paredes de las arterias y mantienen en la sangre la estabilidad coloidal de esta sustancia.

   El germen de trigo contiene asimismo, por cada 100 grs., 10 miligramos de vitamina PP, 3 de vitamina Bl, 0,1 de vitamina B2 y 0,7 de vitamina B6.

 

Búsqueda personalizada

 

Indicaciones y modo de tomarlo

   El germen de trigo es beneficioso para todo el mundo pero se halla especialmente indicado en los siguientes casos:

   -Estados carenciales por dietas inadecuadas, dietas pobres por escasez de medios económicos o enfermedades que impiden la normal asimilación de los alimentos.

   -Estados en que el organismo requiere un mayor aporte de proteínas: embarazo, lactancia, crecimiento, infecciones crónicas, enfermedades hepáticas o renales, hemorragias, etc. Estados pre y post-operatorios.

   - Para favorecer la cicatrización de úlceras tórpidas.

   Dosis: Aun cuando pueden tomarse grandes dosis de germen de trigo sin peligro alguno, consideramos suficientes las siguientes dosis diarias:

   Adultos: de 2 a 4 cucharadas.

   Adolescentes: de 1 a 2 cucharadas.

   Bebés: de 1 a 2 cucharaditas.

   Forma de tomarlo:Se mezcla con cualquier alimento: sopa, jugo de fruta, papillas, etc. La manera más agradable es espolvoreándolo sobre las ensaladas.

   Se vierte la cantidad indicada, sin necesidad de otra preparación. No debe ser calentado prolongadamente, pues el calor destruiría sus propiedades vitamínicas.

Búsqueda personalizada

Indice de Alimentos (G)

Pagina Principal

Profesionales Salud

Indice alimentos

Indice enfermedades

Indice herbolarios

Casas rurales

Buscar en Vivir Natural

Contacto

Advertencia