Pagina Principal

Profesionales Salud

Indice alimentos

Indice enfermedades

Indice herbolarios

Casas rurales

Buscar en Vivir Natural

Contacto

Advertencia

Vitamina B12

¿Qué es la vitamina Bl2?

   Es una sustancia de color rojo, soluble en agua, alcohol y otras sustancias, que se presenta en cristales en forma de aguja y que se caracteriza por contener un átomo de cobalto por cada tres de fósforo. La luz intensa la destruye.

Sinónimos

   La B12 es conocida por diversos nombres, entre ellos, los siguientes:

   - Factor antipernicioso.

   - Factor extrínseco.

   - Factor del estiércol de vaca.

   - Factor LLD.

   - Hemogen.

   - Cianocobalamina.

   - Cobalamina.

   - Cobamina.

   En realidad constituye un subgrupo en el que se incluyen los siguientes derivados:

   - Vitamina Bl2a o hidroxicobalamina.

   - Vitamina B12b o acuocobalamina.

  - Vitamina Bl2c o nitritocobalamina.

  - Vitamina B12d, derivada de la Bl2c.

La composición química de estas vitaminas es algo distinta pero sus acciones son bastante similares y se utilizan en terapéutica indistintamente unas de otras.

¿Dónde se produce?

   Toda la vitamina B12 existente en el mundo procede, en último término, de la síntesis efectuada por diversas bacterias y por los hongos denominados ascomicetos.

   Es aportada al organismo a través de los alimentos y, en parte, sintetízada por las bacterias en el interior de los intestinos.

Búsqueda personalizada

 

Absorción y almacenamiento

   La vitamina B12 es absorbida en el duodeno y en la porción terminal del intestino delgado. Pero para que esta absorción pueda tener efecto, es necesario el factor intrínseco de Castie, mucoproteína segregada por las glándulas del estómago.

   Sin este factor, no hay absorción de la vitamina porque al llegar al intestino es consumida por diversos cuerpos bacterianos. El factor intrínseco de Castle protege de la acción bacteriana a la vitamina y así puede ser aprovechada por el organismo.

   Cuando existen avitaminosis del grupo B, a veces se lesionan las mucosas gastro-intestinales y con ello se hace imposible la absorción de la vitamina B12, con lo cual la enfermedad se complica y agrava.

   Normalmente, la vitamina B12 es absorbida por la mucosa intestinal y pasa a la sangre, que la lleva al hígado, donde queda almacenada en su mayor parte, pasando una cierta cantidad a la médula ósea, riñones, músculos, etc,

¿Cuáles son sus funciones?

   La vitamina B12 es una de las sustancias activas más poderosas existentes en la naturaleza organizada.

   Es indispensable para el crecimiento y para la formación de los glóbulos, rojos de la sangre (acción hematopoyética), por lo que es eminentemente antianémica, siendo utilizada para curar la anemia perniciosa, una de las enfermedades más graves de la vejez, incluidas sus lesiones nerviosas, curación que logra gracias a su acción protectora del equilibrio nervioso central.

   Disminuye los riesgos de parálisis en caso de poliomielitis, por lo que se la utiliza como tratamiento de base en esta enfermedad, así como en el de las polineuritis, neuralgias faciales, etc.

   Es beneficiosa también para los tejidos del hígado, a los que protege contra la cirrosis. Los reumatólogos la preconizan en las artritis y en varias afecciones articulares. Las neuralgias cervicobraquiales se calman con rapidez en dos o tres días.

   Determinados dolores de cabeza, la jaqueca, la neuritis alcohólica y los dolores de los amputados, se ven influidos muy favorablemente. El herpes zóster o zona cede también gracias a esta vitamina.

   Finalmente son de señalar sus sorprendentes y espectaculares resultados en el tratamiento del sprue tropical.

   Estas funciones son debidas a que ejerce un papel catalítico importante en los procesos de metilación y en la formación de timidina, que es el componente esencial del ácido nucleínico que, como se sabe, es indispensable para la vida de las células.

   Estas relaciones dentro del metabolismo intermediario explican en parte su comportamiento terapéutico y su actividad no solamente en la regulación de la médula ósea, sino también en los múltiples procesos enzimáticos y bioquímicos de los restantes tejidos orgánicos.

   Como factor anabólico, interviene en el metabolismo de las proteínas mejorando la utilización de los aminoácidos circulantes en la sangre así como de las proteínas alimenticias, siendo capaz de mejorar el valor biológico de la caseína y sobre todo de las proteínas vegetales, a las que complementa.

Necesidades diarias

   Normalmente es suficiente alrededor de una gamma o microgramo, tanto para los niños como para los adultos.

   Como factor terapéutico pueden ser suficientes, en muchos casos, de 4 a 5 microgramos, mientras que para otros pacientes son necesarios 10, 100 o más, para producir una reacción notoria. En general, no se sobrepasa la dosis de 1 miligramo, que se considera ya dosis elevada.

Trastornos producidos por la falta de vitamina B12

   Los más característicos son la anemia de Biermer o anemia perniciosa, que se caracteriza principalmente por una palidez tal que da al rostro un matiz céreo y una intensa decoloración en las mucosas y tegumentos. La fatiga general, los dolores de cabeza, vértigos, parálisis y hemorragias, van seguidos de perturbaciones digestivas y cardiovasculares de carácter grave.

   El análisis de sangre revela un descenso considerable en el número de glóbulos rojos o hematíes, que de la cifra normal de cinco millones puede descender a sólo un millón por milímetro cúbico. A ello se acompañan hondas modificaciones en el aspecto y estructura de los mismos.

   Aparecen elementos anormales en la médula ósea y en la sangre y se produce un desenlace fatal si no se trata a tiempo la enfermedad.

   También la anemia macrocítica nutricia, variedad frecuente en la India y en Extremo Oriente, puede atribuirse a la carencia de vitamina B12.

Búsqueda personalizada

 

Alimentos que la proporcionan

   La vitamina B12 se encuentra en diversos alimentos animales tales como leche, huevos, pescados, carnes, etc. Su contenido puede variar grandemente según el estado del animal de que proceden, pero suele oscilar entre 0,01 y 1 microgramos por cada 100 gramos de alimento. Por tratarse de cantidades tan pequeñas e irregulares, generalmente no figura la vitamina B12 en las tablas de valor nutritivo de los alimentos.

   Hay que hacer observar que los regímenes vegetarianos absolutos, es decir, que no admiten leche ni huevos, se ven privados totalmente de vitamina B12 dándose la paradoja de que en tales regímenes, la necesidad de esta vitamina es mayor debido a que las proteínas vegetales la necesitan para poder ser asimiladas.

Indice de Alimentos (V)

Pagina Principal

Profesionales Salud

Indice alimentos

Indice enfermedades

Indice herbolarios

Casas rurales

Buscar en Vivir Natural

Contacto

Advertencia